Anoche, tuve cena con amigas y por fin estábamos todo el grupito reunido! Unas cuantas habíamos tenido un día de perros y estábamos necesitadas y añoradas de vernos. Me dí cuenta que al final la cena se convirtió en una terapia positiva en toda regla y como dice Martina: ¡Me da la vida!

¿Os preguntaréis a que viene esto? Pues porque hoy quiero hablar de los dichosos días de bajón y cómo enfrentarlos!

En primer lugar hay que tener en cuenta que las mujeres por lo general somos más inestables y afectivas que los hombres por el simple hecho de que sufrimos nuestros ciclos menstruales y son variaciones hormonales que nos afectan sin darnos cuenta. Dicho esto, y aceptando que es normal que tengamos días “chungos”, no hay que menospreciar que en el fondo nos sirven para remontar y seguir adelante.

Los días de bajón, son días repletos de sentimientos y pensamientos “basura”, nos volvemos victimas, sentimos culpa, dejamos que las preocupaciones se agranden y para colmo aparece Srta. Rottenmeir anclada en nuestra mente criticándonos y exigiéndonos más. Además, parece que aunque hagas esfuerzos por quitarte este fastidioso mood de encima, todo te sale mal y solo te llegan Brownies!

Así que como de todo lo malo se aprende, me he propuesto buscar los remedios y compartirlo. Ahí van los consejos!

– Lo primero respira hondo, focaliza que estas sintiendo en el cuerpo, un nudo en el estomago, cansancio en todo el cuerpo, la cara triste…Sé consciente de como tu cuerpo expresa lo que sientes. Y ahora fuérzate a sonreír 5 segundos, descubre que sucede!

– Busca 5 minutos para desahogarte con alguien (para eso tenemos el móvil), el expresar lo que uno siente ayuda mucho! Y sino, desahógate escribiéndolo.

-haz algo de ejercicio. Vete al gim aunque te de una pereza horrible, o sencillamente a pasear media hora… dicen que 10 minutos de paseo te puede animar durante horas! Yo me voy ahora a mi clase de Aquagim. ¡Con las viejitas, sí, pero encantada!

-Queda para comer o cenar con amigos. No solo por airearte sino que si consigues a un buen grupito, la energía es más potente y se contagia.

-Ponte la radio, o escucha música donde quiera que estés. ¡Tiene un gran poder energético!

-Trata de ayudar o haz una buena apreciación a alguien de tu familia, amigos, colegas del trabajo, nos ayuda a descentrarnos de nosotros mismos y además es muy gratificante.

– Evita todo aquello negativo o irritante. ¡Durante estos días no te puedes permitir gente negativa o irritante a tu alrededor!

– ¡Cómprate un capricho! Unas chuches, una revista, un helado…busca algo que te apetezca mucho!

– ¿Te estás alimentando bien y estás durmiendo lo suficiente? Come bien, bebe mucha agua y descansa. Parece un detalle insignificante pero influye enormemente en la energía y el ánimo. Si no están todos los ingredientes necesarios, el cerebro no funciona bien y puedes sentir un mayor cansancio!

¡Seguro que se os ocurren más consejos, vamos a ayudarnos entre tod@s!

¡Muchos Happies para los días “mojón” 🙂 !

Anuncios